Tuesday, August 23, 2011

Viudas


Dirección: Marcos Carnevale
Guión: Bernarda Pagés y Marcos Carnevale
Actores: Graciela Borges, Valeria Bertuccelli, Rita Cortese y Martín Bossi
Año: 2011

Calificación: 4 de 5

Fui a ver Viudas pensando en que me iba a reír. Lo hice, es cierto, pero más me tocó el corazón que la glándula de la risa (¿existe?).

La historia comienza con la muerte de Antonio, el esposo de Helena, una directora de cine y el amante de Adela, una casi periodista (Graciela Borges y Valeria Bertuccelli respectivamente). Es en ese momento cuando Helena se entera de que su matrimonio no había sido perfecto como lo creía. Adela por su parte se queda sola en el mundo y busca en Helena una contención.

La muerte de Antonio, el amor de la vida de estas dos mujeres, se convierte en algo secundario y toda la trama se enrosca es una relación casi maternal que se da entre "la esposa" y "la amante".
Lo mejor de esta película es que el guión es tan armónico que no podemos ponernos de parte de una de las dos. A Helena la entendemos porque es la esposa. A Adela la entendemos también, porque es la amante.

Lo peor (y me parece hasta injusto decir "peor") de la película es que por momentos la acción se estanca y resulta un poco larga. Quizás eso solo me pasó a mi por la impaciencia de saber en que iba a terminar esa relación extraña entre dos personajes que a esa altura ya producen cariño.
Valeria Bertuccelli es para mi una actriz de primera, muy al nivel de esta película (y de G. Borges, claramente -y presten atención al cuerpo de esta mujer en la película, la amé)
Definitivamente la actuación de Martín Bossi como Justina, la empleada fiel del difunto Antonio, aporta un plus de risa importante. Un poco cliché el papel de la empleada prepotente, pero creo que en este caso muy bien logrado.

Mujeres, a verlas con ganas de abrir el corazón.
Hombres, a acompañar a sus amigas, novias y amantes (todas juntas) a reír y sentir.




2 comentarios:

David C. said...

Quiero verla. Parece muy interesante.

La Hilarante said...

yo también la quiero ir a ver...

la tana es una capaaaaaa