Friday, November 18, 2011

The Change-Up / Si Fueras Yo

Director: David Dobkin
Guión: Jon Lucas, Scott Moore
Actores: Jason Bateman, Ryan Reynolds, Olivia Wilde, Alan Arkin y Leslie Mann

Calificación:





El género de "cambio de cuerpo" ya se hizo alguna que otra vez. De hecho, se hizo varias veces. Es más, cada dos años se hace una película de cambio de cuerpo. En general son todas iguales, dos personas que se odian cambian de cuerpo, al final de la película vuelven a la normalidad y adquieren un nuevo respeto por la vida del otro y valor por su propia vida. Si Fueras Yo es diferente a todas las demás en ese ítem, pero cambia para peor.

La historia es más o menos así, a Ryan Reynolds nos lo presentan como un soltero ganador, que tiene todas las minas y además es actor. Jason Bateman está casado, tiene tres hijos, es un abogado adicto al trabajo totalmente sometido a su jefe, un abogado bastante idiota que no entendemos como escaló en la jerarquía de lo que aparenta una organización seria. A Ryan y a Jason nos los presentan como mejores amigos.

Ellos van a tomar una cerveza, Ryan se la pasa contando anécdotas de sus conquistas sexuales. Básicamente, Ryan no para de garchar, y cada mina esta mejor que la anterior. Y todas son ninfómanas. Jason, escucha con envidia y piensa que se caso demasiado joven. A la salida del bar, Jason no para de decir que envidia la vida de Ryan. Este, de la nada, empieza a decir que envidia la vida de Jason porque en la casa tiene una esposa que lo ama y blablabla. Entonces, aparece el truco mágico y al día siguiente, abra cadabra, cambiaron de cuerpo.

Lo que sigue es una hora de cuerpos mezclados, donde hay varios gags muy divertidos, pero la historia deja de tener sentido. Los actores cambian según lo que requiera el guion y ya nada es creíble. Resulta que Jason en realiad no era un ganador, cada mina que se garchaba era peor que la anterior. El pibe era un poco hijo de puta, pero no mucho. (Tal vez hubiese estado interesante que sea como Hugh Grant en About a Boy). Tiene una mala relación con su padre, sus trabajos de actuación son un desastre. Y, encina, por alguna razón nunca explicada también es el mejor amigo de la esposa de Jason.

Jason, en cambio, resultó ser un abogado súper exitoso que trabajo toda su vida para poder cumplir sus objetivos. En el fondo tiene buen corazón y no comprende del todo algunas cosas que están mal en su matrimonio.

Así que ahí van, Kevin y Jason, deambulando escenas y cambiando la personalidad según lo que requiera el guion. Y llegamos a darnos cuenta que en realidad no eran mejores amigos sino que se odiaban sin razón aparente, para volver a ser mejores amigos al rato. Con los personajes secundarios pasa algo similar. Alan Arkin es el padre de Ryan y Leslie Mann es la esposa de Kevin. La personalidad de ellos dos también cambia acorde a las necesidades del guion.

Para los 3/4s de peli llega el conflicto final y esto es lo que lo hace diferente a todas las películas del género "cambio de cuerpo". Dejen de leer aca si no quieren saber. Lo que pasa es que, cuando tienen la posibilidad de volver a sus cuerpos originales, deciden quedarse como estaban. Los dos encontraron un nuevo valor a la vida, pero en el cuerpo del otro. No tiene mucho sentido este giro. Que, encima, solo dura 5 minutos, porque después vuelven a recuperar el valor por su propia vida y los dos deciden que lo que realmente quieren es su cuerpo original. Creo que si se quedaban en el cuerpo del otro podrían haber hecho una secuela interesante.

Obviamente que al final lo logran y todos felices. Pero no genuinamente felices, sino felices porque eso decía el guion. La película es solamente eso, un rejunte de escenas no necesariamente conectadas con la anterior ni la siguiente, pero con varios gags divertidos. A favor tiene que todos los actores son muy buenos. Bah, no sé si son buenos, a mi me caen muy bien. Vale la pena ir a verla con un balde de pochoclos, pero solamente porque no hay nada mas en cartelera.

3 comentarios:

ėfėdėfėdė said...

JAJAJAJAJA la calificación
la semana pasada casi voy a verla, pero no pude, vi la cartelera de johnny english y fue inebitable no ir a esa función jaja

Mariano said...

¡La vi el otro día en Cuevava!
Ahora, más allá de la grositud de Bateman y alguna que otra pelotudez de la trama... digame si los 3 minutos de Olvia Wilde en pelotas no ameritan, por lo menos, una nominación a los Oscares.

O al Goya, ya que está desnuda.

JLO said...

totalmente de acuerdo, algo que no se termina de entender bine esta peli... y si, algunos gags buenos tiene... el flaco que hace de linterna verde me parece que es un actor malísimo ja, el otro es simpatico... salu2